Vaporeo y tabaco: ¿el mismo efecto en las microbiotas?

Según un estudio estadounidense, los adeptos al cigarrillo electrónico, a diferencia de los fumadores,  presentan un perfil bacteriano intestinal, oral y salival similar al de los no fumadores.

 

El cigarrillo electrónico, presentado como una alternativa al tabaquismo y, sobre todo, como un medio para dejar de fumar, atrae cada vez a más adeptos. Así lo demuestra el aumento constante del número de vaporeadores, que se triplica cada año en los Estados Unidos. Los líquidos utilizados en el cigarrillo electrónico, compuestos principalmente por propilenglicol, glicerina vegetal y nicotina, presentan supuestamente una toxicidad menor que el tabaco y sus 4000 sustancias químicas. Pero ¿cuáles son los efectos del vaporeo en las microbiotas oral (boca y saliva) e intestinal? Ante la falta de trabajos científicos sobre esta cuestión, un grupo de investigadores estadounidenses llevó a cabo un estudio en el cual participaron 30 voluntarios: 10 fumadores, 10 vaporeadores y 10 controles (que no consumían ni tabaco ni cigarrillo electrónico).

El tabaco y la microbiota no se llevan bien

La flora intestinal de los vaporeadores y la de los no fumadores era bastante similar. Pero en comparación con la de los no fumadores, la microbiota intestinal de los consumidores de tabaco presentaba menor riqueza, tanto en términos de diversidad como de cantidad de microorganismos. Al mismo tiempo, se observó un aumento de las Prevotella y un descenso de las Bacteroides. El análisis de las muestras provenientes de la boca y de la saliva, dos sitios expuestos directamente al humo del tabaco o al vapor del cigarrillo electrónico, reveló también diferencias entre los fumadores y los no fumadores, cuyos perfiles bacterianos son parecidos a los de los vaporeadores.

Vaporear no tiene efecto en las microbiotas

Por lo tanto, solo el tabaco tiene un efecto nefasto en la composición de las microbiotas, en particular la microbiota intestinal. El cigarrillo electrónico no ejerce influencia notable y representa, desde ese punto de vista, una alternativa menos peligrosa, concluyen los autores, quienes invitan de todos modos a profundizar en las investigaciones.

 

Bibliografia :

Stewart et al. Effects of tobacco smoke and electronic cigarette vapor exposure on the oral and gut microbiota in humans: a pilot study. PeerJ. 10.7717/peerj.4693