Bacterias restauradoras: ¿futuras aliadas del patrimonio artístico?

Actu GP : Bactéries restauratrices : futures alliées du patrimoine ?

Un equipo de investigación italiano describe el trabajo oculto de destrucción que realizan algunas bacterias y hongos en un lienzo barroco del siglo XVII. Además, identificaron tres especies bacterianas capaces de oponerse a estos deterioros.

 

En el arte, la biodegradabilidad muchas veces resulta incompatible con la durabilidad. El deterioro de las obras artísticas y de los edificios por la acción de microorganismos representa una amenaza que temen los conservadores del patrimonio cultural en todo el mundo. Por ejemplo, en la Iglesia de Santa Maria in Vado en Ferrara (Italia), el lienzo “L’Incoronazione della Vergine”* del pintor italiano Carlo Bononi ha sufrido los estragos del tiempo, de la naturaleza (un terremoto en 2012)… y de los microbios.

Un cóctel explosivo

Un equipo de investigadores de Ferrara aportó su grano de arena a la restauración de este lienzo analizando la vida microbiana que se había desarrollado en la obra. Al tomar muestras de la pintura, inicialmente colgada del techo y ahora colocada en el suelo en un nicho de la iglesia, el equipo italiano observó dos tipos de bacterias: Staphylococcus en la parte delantera del cuadro (la más alterada) y Bacillus en la parte posterior. Esto se debe que esta pintura típica del siglo XVII está cubierta con pigmentos naturales, algunos de los cuales son el deleite de estas bacterias, especialmente la laca roja, la tierra roja y la tierra amarilla. Junto con condiciones ideales de temperatura, humedad y luminosidad, componen el cóctel perfecto para promover el crecimiento de bacterias “devorapinturas”.

Cada zona tiene sus propios hongos

El calor y una humedad elevada también favorecen la aparición de hongos. Los científicos descubrieron, en las zonas más oscuras, mohos de las especies Aspergillus y Penicilliumque también se encuentran en museos y bibliotecas que albergan pinturas y libros antiguos. En las áreas más claras (rosadas o azul cielo tirando a amarillo) habitaban especies del género Cladosporium, mientras que la parte del lienzo que estaba en contacto con el suelo albergaba la levadura Alternaria

Combatir el mal con el mal: bacterias salvadoras

Identificar a los agresores es una cosa y encontrar salvadores es otra muy distinta y, sin duda, mejor. Este mismo equipo de investigación italiano lo consiguió, al descubrir que tres especies de Bacillus podían impedir el crecimiento y los efectos dañinos de los microorganismos amantes de los colores. Estas especies podrían definirse como aliadas en la restauración de pinturas y obras de arte sometidas a ataques microbianos. La única condición será comprobar que estas mismas bacterias no son capaces de alterar de ninguna forma dichas pinturas. Todos ello nos lleva a considerar estos estudios como una obra (de arte) en construcción.

 

*La coronación de la Virgen

 

Bibliografia :

E caselli et al, Characterization of biodegradation in a 17th century easel painting and potential for a biological approach, PLoS One. 2018 Dec 5;13(12):e0207630