El universo microbiano de su lavavajillas

Numerosos estudios han demostrado que una gran variedad de bacterias y hongos colonizan objetos de nuestra vida diaria: de la cafetera a la lavadora, los microorganismos están en todas partes. Por esta razón, un equipo internacional se interesó en aquellos microorganismos presentes en los lavavajillas y en las consecuencias que podrían tener en nuestra salud.

 

El lavavajillas, un aparato electrodoméstico habitual en nuestro día a día, alberga una comunidad microbiana muy poco estudiada. Sin embargo, en él los gérmenes se desarrollan en condiciones hostiles, haciendo temer una posible contaminación de los objetos lavados, e incluso posibles consecuencias para nuestra salud. Para estudiarlo, los investigadores tomaron muestras de las juntas de 24 lavavajillas procedentes de viviendas privadas. La frecuencia de lavados, la edad del aparato y la dureza del agua son los principales elementos determinantes de la presencia de microorganismos y son los que se tuvieron en cuenta en el análisis de las diferentes especies.

La vida en condiciones extremas

A pesar de las condiciones extremas, las bacterias y hongos «malvados» más resistentes se desarrollan en el metal, el plástico y las juntas de los lavavajillas. Tienen que soportar la alternancia de periodos secos y húmedos, cambios rápidos de temperatura durante los ciclos de lavado que alcanzan hasta los 74°C, la acción de potentes detergentes con un pH elevado o incluso el efecto de cizalla provocado por los chorros de agua. ¿Cómo logran sobrevivir a este diluvio? Gracias a su resistencia adquirida por la formación de una capa protectora denominada «biopelícula». Determinados microbios estaban presentes en todas las muestras; la mayor parte son microbios típicos de entornos extremos (resistentes a la radiación UV, a temperaturas y pH elevados, a la presencia de metales pesados como el arsénico) y son capaces de sobrevivir degradando las moléculas grandes contenidas, entre otros, en los detergentes.

¿Pueden estas bacterias causar enfermedades?

Los investigadores encontraron también microorganismos que forman parte de la microbiota humana (intestino, piel), probablemente reflejo de los residentes de la vivienda, y cuya capacidad para vivir en condiciones extremas se debe a la formación de una biopelícula protectora. Algunas muestras revelaron la presencia de ciertos microorganismos patógenos: el hongo Candida en primer lugar y las bacterias Escherichia, Shigella y Pseudomonas, las cuales habitan en casi dos tercios de los lavavajillas. Todos estos microorganismos potencialmente patógenos, pertenecientes a nuestra flora intestinal, pueden estar implicados de la misma manera en enfermedades intestinales, en ocasiones graves. Aunque en este estudio no se examinaron sus efectos nocivos, podrían representar una fuente potencial de infección doméstica.

 

Bibliografia :

Raghupathi, P. K. et al. Microbiomes in Dishwashers: Analysis of the microbial diversity and putative opportunistic pathogens in dishwasher biofilm communities. Appl. Environ. Microbiol. (2018). doi:10.1128/AEM.02755-17