Síndrome de la colas mojada: los koalas diezmados por las bacterias

Las infecciones por Chlamydia diezman las poblaciones de koalas australianos desde hace varios años. Pero las causantes podrían ser otras bacterias.

 

El síndrome de la cola mojada figura entre las amenazas más graves a las que se enfrentan los koalas. Si bien el nombre parece anodino, se trata en realidad de una enfermedad mortal que ya ha diezmado numerosas poblaciones de marsupiales. Si queremos salvar la especie, resulta urgente conocer mejor esta enfermedad.

Chlamydia no es la responsable

Cola rojiza y húmeda, cistitis e incontinencia urinaria: estos son los síntomas del «wet bottom» que mata a los animales afectados en pocos meses. Las investigaciones llevadas a cabo al comienzo de la epidemia permitieron descubrir rápidamente a la culpable: Chlamydia pecorum (cuya presencia es igualmente responsable de un descenso de la diversidad de la microbiota urogenital). Sin embargo, esta bacteria es distinta de las Chlamydia responsables de las enfermedades de transmisión sexual (ETS) en humanos. Y desafortunadamente, los antibióticos empleados en la medicina humana son ineficaces contra C. pecorum. Pero varios trabajos, publicados en 2015, reactivaron las investigaciones relacionadas con esta enfermedad. En efecto, los análisis realizados en una muestra amplia de koalas demostraron que muchos no eran portadores de C. pecorum, si bien presentaban una forma moderada del síndrome de la cola mojada. Por tanto, los investigadores sugirieron que otros microbios eran responsables de la enfermedad. Para verificarlo, utilizaron muestras tomadas en 2011 en 10 hembras de koala libres de C. pecorum (la mitad no presentaba ningún signo clínico de la enfermedad) que vivían en French Island, una isla cercana a Melbourne. A continuación, analizaron el ADN microbiano extraído de los frotis y compararon las especies observadas en los dos grupos.

¿Una «firma microbiana» en los animales enfermos?

En total, se identificaron 254 especies. Solo 112 estaban presentes tanto en los animales sanos como en los enfermos, y 75 solo estaban presentes en los koalas con el síndrome de la cola mojada. En los dos grupos, la familia más abundante era la de las Aerococcaceae, y dentro de esta las Aerococcus, un género significativamente menos abundante en los koalas enfermos. Por el contrario, la familia de las Tissierellaceae era más frecuente en dichos animales. Estos resultados confirman, por lo tanto, que el síndrome de la cola húmeda viene acompañado de una modificación de la microbiota urogenital de las hembras de koala, incluso en ausencia de Chlamydia. Los autores destacan la importancia de continuar estas investigaciones en otras poblaciones de koalas con el fin de identificar los grupos de bacterias que podrían estar implicados en esta enfermedad.

 

Bibliografia :

Legione AR, Amery-Gale J, Lynch M, Haynes L, Gilkerson JR, Sansom FM, Devlin, JM. Variation in the microbiome of the urogenital tract of Chlamydia-free female koalas (Phascolarctos cinereus) with and without 'wet bottom'. PLoS One. 2018 Mar 26;13(3):e0194881. doi: 10.1371/journal.pone.0194881. eCollection 2018