Microbiota urinaria

El descubrimiento reciente de la microbiota urinaria abre una nueva línea de investigaciones científicas.
Es posible que el origen de algunas patologías urinarias resida en el desequilibrio de esta microbiota.

La microbiota urinaria se ha estudiado menos que la microbiota intestinal y es, de hecho, mucho menos conocida: solo se sabe que es menos rica y menos variada; está compuesta principalmente por lactobacilos y, en menor medida, por géneros de bacterias Streptococcus, Staphylococcus, Corynebacterium y Gardnerella. Todavía se desconoce la función de estas bacterias así como los factores que pueden influir en su presencia y es algo que debería ser estudiado.
Algunas investigaciones recientes han puesto en duda la noción de que la vejiga es un entorno estéril y que las infecciones urinarias están relacionadas con bacterias de origen intestinal.
Ahora se cree que estas infecciones podrían deberse a un desequilibrio de la población bacteriana que compone la microbiota urinaria (disbiosis), especialmente en la aparición de infecciones urinarias o en ciertas patologías de las vías urinarias o de la próstata.
Los estudios actuales sobre la microbiota urinaria podrían conducir a nuevos medios de prevención o de tratamiento de los trastornos urinarios.

Patologías

Actuar sobre la microbiota

Existen 2 formas de actuar sobre el equilibrio de las microbiotas. Cada una tiene sus propias especificidades.