El aguacate, ¿mi mejor aliado para adelgazar?

Actu GenPu: L’avocat, mon partenaire minceur ?

¿Un fruto rico en grasa con virtudes dietéticas? Al modificar la microbiota intestinal, el aguacate, reconocido por sus virtudes cardiovasculares, podría ayudar a las personas con sobrepeso u obesas a eliminar la grasa ingerida.

 

A pesar de su alto contenido de grasa y su aporte calórico elevado, el aguacate podría ser un buen aliado para adelgazar. El secreto reside en su elevado contenido de fibra y ácidos grasos monoinsaturados, que aumentan la sensación de saciedad y reducen la concentración de grasa en la sangre. Pero ¿qué impacto tiene su consumo sobre las bacterias de la microbiota intestinal y los productos procedentes de la fermentación de los alimentos ingeridos, en especial en las personas obesas o con sobrepeso*?

Un aguacate al día durante 3 meses

Para responder a esta pregunta, un equipo de investigadores siguió durante 12 semanas a 157 adultos de 25 a 45 años que padecían sobrepeso u obesidad, pero sanos en otros aspectos, distribuidos en dos grupos. Todos debían consumir una vez al día, en sustitución del desayuno, el almuerzo o la cena, una comida proporcionada por los investigadores; solo la comida de uno de los dos grupos incluía un aguacate, cuyo contenido calórico se compensaba con otro alimento en la del otro grupo. Excepto por este fruto, los ingredientes de la comida obligatoria eran similares en más del 90%. Los participantes recibieron instrucciones de conservar sus hábitos alimentarios y respetar las raciones diarias en las otras comidas. Más grasa en las heces y menos en el organismo

Más grasa en las heces y menos en el organismo

Resultados: en el grupo del aguacate, el aporte de ácidos grasos monoinsaturados («grasa beneficiosa») fue 20 g mayor, mientras que el de fibra fue 14 g mayor. Los participantes también ingirieron 300 kcal más al día. ¡Sin embargo, al finalizar el estudio, su peso no había aumentado ni un gramo! En cambio, su microbiota intestinal se había diversificado y enriquecido con bacterias capaces de degradar la fibra. Por otra parte, sus heces contenían menos ácidos biliares (moléculas producidas por el aparato digestivo que permiten absorber la grasa) y más grasas. Al modificar la microbiota intestinal, el consumo de aguacate influye sobre el metabolismo del huésped y aumenta la eliminación de grasa, concluyen los autores, que ya imaginan nuevas estrategias dietéticas para mejorar la salud de las cada vez más numerosas personas con sobrepeso u obesas.

 

*El sobrepeso se define por un índice de masa corporal (IMC) incluido entre 25 y 30; la obesidad corresponde a un IMC > 30.

 

Bibliografia:

Thompson S. V., Bailey M.A., Taylor A.M. et al. Avocado Consumption Alters Gastrointestinal Bacteria Abundance and Microbial Metabolite Concentrations among Adults with Overweight or Obesity: A Randomized Controlled Trial. J Nutr 2020;00:1–10.