Las cremas antibióticas propician las infecciones cutáneas

Los antibióticos y los antisépticos trastornan la microbiota de la piel, lo que aumenta el riesgo de colonización de bacterias patógenas.

Si bien el jabón es útil para deshacerse de las bacterias atrapadas en el ambiente, no es bueno eliminar todas las que están en la piel: un estudio realizado en la Universidad de Pensilvania muestra que las cremas antibióticas (por ejemplo, las utilizadas en el tratamiento del acné) y, en menor medida, las antisépticas (alcohol, Betadine, etc.), perturban la composición de la microbiota cutánea, llegando a exponer la piel a un elevado riesgo de infección por bacterias patógenas.

Así pues, aplicando diferentes antibióticos y antisépticos varias veces en la piel de un grupo de ratones, los investigadores pudieron observar cambios en la composición de la microbiota (más importantes tras la aplicación de antibióticos que de antisépticos), que persistían varios días después del tratamiento, hasta el punto de aumentar el riesgo de infección por estafilococo dorado (una bacteria patógena que es la principal responsable de las infecciones adquiridas por los pacientes durante los ingresos hospitalarios). Este fenómeno se debía principalmente a la reducción de la población de otros estafilococos, no patógenos, cuya presencia en la piel sirve como barrera para la instalación del estafilococo dorado. Esto demuestra que tampoco en la piel tienen que utilizarse antibióticos de manera automática.

Bibliografia
SanMiguel AJ et al. Topical antimicrobial treatments can elicit shifts to resident skin bacterial communities and reduce colonization by Staphylococcus aureus competitors. Antimicrob Agents Chemother. 2017 Jun 19. http://aac.asm.org/content/early/2017/06/13/AAC.00774-17.long