Antibiorresistencia: una amenaza mundial, una respuesta global

A la larga, podría poner en jaque un siglo de avances médicos.1 Toda una bomba sanitaria de relojería, la antibiorresistencia está en el punto de mira de la OMS, que desde 2015 organiza cada año la Semana Mundial de Concienciación sobre el Uso de los Antimicrobianos (del 18 al 24 de noviembre). El Institut du Microbiote (Instituto de la Microbiota) participa activamente en esta iniciativa con la difusión y el intercambio de contenidos exclusivos sobre el impacto de los antimicrobianos en la microbiota intestinal durante todo el mes de noviembre. Panorama general.

Fecha de publicación 29 Octubre 2021
Fecha de actualización 22 Febrero 2022

Acerca de este artículo

Fecha de publicación 29 Octubre 2021
Fecha de actualización 22 Febrero 2022

Por una parte, un extraordinario descubrimiento científico que permite salvar millones de vidas. Por otra parte, un uso excesivo y a veces inadecuado que puede provocar varias resistencias de los microorganismos (bacterias, virus, parásitos, hongos). La consecuencia es que los antimicrobianos, concebidos para curar, son cada vez menos eficaces y, si no se toma ninguna medida a largo plazo, corremos el riesgo de no poder curar las infecciones. 

De esta forma, los antimicrobianos serían responsables de la muerte de casi 700 000 personas en todo el mundo cada año.2  Si nada cambia, las enfermedades infecciosas podrían convertirse, en 2050, en unas de las primeras causas de mortalidad del mundo y provocarían hasta 10 millones de muertes2.

700,000 La resistencia a los antimicrobianos se convertiría en responsable de casi 700.000 muertes anuales en todo el mundo.

Ante este panorama, la OMS reacciona a nivel mundial. Desde 2015, del 18 al 24 de noviembre, organiza la Semana Mundial de Concienciación sobre el Uso de los Antimicrobianos que busca concienciar sobre este fenómeno mundial y anima al gran público, a los profesionales sanitarios y a los responsables de la toma de decisiones a adoptar un uso racional de los antibióticos para evitar que la antibiorresistencia siga ganando terreno. 

Toda una institución en cuanto al conocimiento sobre la microbiota, el Institut du Microbiote (Instituto de la Microbiota) participa activamente en este evento desde 2020. Durante todo el mes de noviembre, el Instituto les invita, a través de artículos, noticias y también vídeos de expertos, a descubrir las consecuencias a medio y largo plazo de los antibióticos en la microbiota humana. ¿Un ejemplo? Lo vemos con los antibióticos. Pese a su eficacia reconocida contra las bacterias (y su inutilidad en caso de infección viral)3, perturban el equilibrio de nuestra microbiota intestinal. Este desequilibrio, más conocido como disbiosis, está relacionado con algunos problemas que todos conocemos, como la diarrea asociada a los antibióticos. ¡Pero no acaba aquí! También se sospecha que los antibióticos pueden aumentar el riesgo de sufrir varias enfermedades crónicas (alergias, asma, obesidad, enfermedad inflamatoria crónica del intestino…), especialmente si se toman pronto durante la infancia. ¿Podemos remediarlo? ¡Sí! En primer lugar, debemos ceñirnos a un uso limitado y adecuado. Nunca debemos tomar estos fármacos sin la prescripción de un profesional sanitario. También debemos respetar la dosis, la posología, la duración del tratamiento y no compartirlos con nadie.4

¡No debemos olvidar que los antibióticos no surten efecto automáticamente!

 

Bibliografia

1. No Time to Wait: Securing the future from drug-resistant infections. Report to the secretary-general of the united nations. Avril 2019. 

2. Tackling drug-resistant infections globally: final report and recommendations; May 2016. 

3. Improving Antibiotic Use. Material Developed by CDC Using CDC materials does not imply endorsement or recommendation by CDC, ATSDR, HHS or the United States Government

4. Taking your Antibiotics. Material Developed by CDC  Using CDC materials does not imply endorsement or recommendation by CDC, ATSDR, HHS or the United States Government 

en_view en_sources